Energía primaria ¿Qué demonios es eso?

Te vas a comprar una casa y como estás preocupado por su consumo energético pides el certificado de eficiencia energética para ver cual es. Y, efectivamente, en el certificado aparece el consumo de energía primaria tanto de calefacción y refrigeración como de agua caliente. Pero ¿qué es eso de la energía primaria? ¿Es la que gasto yo realmente? Pues vamos a verlo!

Energía primaria

Según el Código Técnico de la Edificación, DB HE0 Limitación del consumo energético, la energía primaria es la energía suministrada al edificio (procedente de fuentes renovables y no renovables), que no ha sufrido ningún proceso previo de conversión o transformación. Es la energía contenida en los combustibles y otras fuentes de energía e incluye la energía necesaria para generar la energía final consumida, incluyendo las pérdidas por su transporte hasta el edificio, almacenamiento, etc.

Energía primaria = Energía final + Pérdidas en transformación + Pérdidas en transporte

Por tanto, la energía consumida realmente por nosotros es la llamada energía final, que siempre será menor que la energía primaria, salvo que no haya pérdidas de transformación o transporte (básicamente solo en combustibles transportados por nosotros mismos hasta la vivienda). La relación utilizada por los programas de certificación entre energía primaria y energía final, según el tipo de combustible, es la que figura en la siguiente tabla:

Gas natural
Gasóleo C
Electricidad
Electricidad extrapeninsular
GLP
Carbón
Biocarburante
Biomasa
Renovable
Electricidad para autoconsumo
0.9891
0.9251
0.3842
0.2988
0.9891
1.0000
1.0000
1.0000
0.9000
0.9000

Como ya hemos dicho, la energía final es siempre menor que la energía primaria, pero es importante señalar que en el caso de la electricidad es muchísimo menor, por lo que habrá que tenerlo muy en cuenta a la hora de conocer nuestro consumo real de energía.

Estos coeficientes son los que se han incorporado a nuestra hoja de cálculo que te permite conocer el gasto energético anual de tu vivienda. Si todavía no la tienes puedes descargártela aquí (o aquí si sólo tienes la etiqueta de eficiencia energética).

TwitterFacebookGoogle+EmailPinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *