Certificado de eficiencia energética

El certificado de eficiencia energética de un inmueble es la documentación que recoge cuál es el consumo de energía primaria, calculado o medido, necesario para satisfacer la demanda energética, en condiciones normales de funcionamiento y ocupación, en lo que respecta a calefacción, refrigeración, producción de agua caliente sanitaria y, en usos terciarios, ventilación e iluminación.

Este consumo se expresa en kWh, tanto por m² como anual, y, en función de la energía o combustible utilizado -mediante unos coeficientes de paso-, también se obtienen las emisiones de CO2 del inmueble y su clase de calificación energética.

Además, el certificado de eficiencia energética tiene una serie de anexos en los que se describen:

  • Anexo I: las características de la envolvente térmica, su transmitancia y el método de obtención, así como la potencia, tipo, combustible y rendimiento de las instalaciones térmicas.
  • Anexo II: la calificación energética detallada, con la contribución individual de la calefacción, el agua caliente, la refrigeración y la iluminación.
  • Anexo III: para los inmuebles existentes, recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética, a menos que no exista ningún potencial razonable para una mejora de esa índole, así como las pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico que emite el informe.
  • Anexo IV: resumen de las pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico observador.
 
 

Si quieres saber más acerca del certificado de eficiencia energética de tu inmueble puedes leer nuestro post del blog.