Etiqueta de eficiencia energética

La etiqueta de eficiencia energética es el distintivo que señala la clase de calificación de eficiencia energética obtenida por el edificio o unidad del edificio, con expresión del consumo anual de energía (en kWh/m²) y de las emisiones de CO2 (en Kg/m²). Varía entre A (que corresponde a los inmuebles más eficientes) y G (para los que más gastan).

Asimismo, también figuran la referencia catastral para la correcta identificación del inmueble, su año de construcción, la normativa de limitación térmica aplicable y la fecha de validez del mismo.

El modelo es único en toda España, y es el siguiente:

Toda oferta, promoción o publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del inmueble debe incluir la etiqueta de eficiencia energética. En estos casos la etiqueta se puede simplificar, mostrando solo las escalas y los valores del consumo y de las emisiones:

Asimismo, deberán exhibirla todos los inmuebles que sean frecuentados habitualmente por el público cuando su superficie útil sea superior a 500 m² si son de titularidad privada o a 250 m² si son de titularidad pública.

El resto de inmuebles podrán exhibir la etiqueta si lo consideran oportuno.

Los inmuebles construidos cumpliendo estrictamente con la normativa térmica actual (CTE DB HE|2013) y unas instalaciones convencionales tienen normalmente una clase B, y los construidos con la anterior versión del DB HE una clase C.

Si quieres saber más acerca de la etiqueta y lo que implica en el gasto energético de tu inmueble puedes leer nuestro post del blog.