Obligación y validez

Obligación

Según el artículo 2 del RD 235/2013, desde el 1 de junio de 2013 la certificación energética es obligatoria para:

  • Edificios de nueva construcción.
  • Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.
  • Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m² y que sean frecuentados habitualmente por el público

Salvo en los siguientes casos:

  • Edificios y monumentos protegidos.
  • Edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto o para actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años.
  • Edificios industriales, de la defensa y agrícolas, en la parte no residencial.
  • Edificios, o partes de edificios aislados, con una superficie útil total inferior a 50 m².
  • Edificios que se compren para reformas importantes o demolición.
  • Edificios o viviendas cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25% de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.

Validez del certificado de eficiencia energética

Según el artículo 11 del RD 235/2013, el certificado de eficiencia energética tiene una validez máxima de 10 años.

No obstante, el propietario del inmueble puede proceder voluntariamente a la actualización cuando considere que hay variaciones en aspectos del edificio que puedan modificar la calificación energética.